Skip to content
Loading...

User 5

Newsflash

Default screen resolution  Wide screen resolution  Increase font size  Decrease font size  Default font size 
You are here:    HOME arrow Carlos Silva Vildósola

300 Wheelchairs for Chile

Sobre Carlos Silva Vildósola PDF Print E-mail
 
Yo pienso  el periodismo de Silva Vildósola como la lluvia delicada del centro de Chile, que llena el aire, traspasa las ropas, empapa los surcos para la siembra y vale por diez aguaceros. Esta manera fuerte y mansa fue la del gran pedagogo de nuestra sensibilidad nacional.

Otra de las maravillas que vimos en la vida de don Carlos fue la defensa de su sensibilidad artística, que se mantuvo íntegra y fresaca, a pesar del terrible editorialismo en el cual le sumergió su menester. Muchos escritores no han resistido la prueba, y forzados por la vida económica han tenido que cambiar su misión magistral de Jacobes por  las lentejas de Esaú. Gran desgracia, pues el sacrificio de la vocación es mucho más grave que el de la vida misma, y bien lo supo Thomas Hardy, que en su "Judas el Oscuro" trató de la vocación rota como de una tragedia pura, que acaba en el hombre ahorcado por la desesperación.

Muchos fueron los agraciados como yo. La literatura chilena, y por rebose la americana deben a la empresa del El Mercurio grandes liberalidades y el perímetro de ella vence por muchos el de las exclusiones y el algunos olvidos que nos duelen.  En cada adopción de un nombre mayor, en cada amplificación de la plan literaria del periódico, anduvo siempre la diligencia lúcida, parecida a la del alción, de Silva Vildósola, que ojeaba sin relajo sobre la franja del país más largo que la anguila.

La Nación, 21 de Abril de 1940, ("Carta a Chela Reyes", Págs.  197 - 198 en  "Recados....")